“El mejor palco es para ti”

Mi Blog debiera haberse inaugurado mencionando a mi Padre: El Hombre más importante de mi vida, pero muy valenciana yo, todo empezó al estilo “pensat y fet” y ahora me percato que en este rincón para mí tan emotivo e incluso lírico, el mejor lugar le corresponde a ÉL, con mayúsculas, así que, como el orden de los factores no altera el producto, reproduzco aquí el post que en las navidades pasadas escribí a petición de la estupenda @SaraMolinaPT y http://marketingnize.com/  a quienes agradezco que pensasen en mí y por causa tan solidaria como la de ayudar a los enfermos de alzheimer y quiero reproducirlo además, porque como dijimos hace poco, en la red nada se olvida, por eso en mi Blog mi Padre tiene que tener el mejor palco.

Papá: Vuelvo a hacer público mi sentimiento y mi recuerdo:

palabras-de-consuelo-por-perdida-de-un-padre

 

“El padre se ha quedado niño,

 débil. Casi un soplo, un aire

 puede tirarle al suelo. Ahora

 sus huesos son arcilla frágil

 o tallos de cristal. Se queda

 parado y nos pregunta por las

 cosas más entrañables, como

 si no las conociera…….”

(Ramón de Garciasol : PADRE ANCIANO)

Diario de Noah

 Confieso que uno de mis temores es perder la identidad.

 No llegar a saber quién eres ni quién fuiste ni quién quieres ser o quién quieres seguir siendo, haber sufrido un total reseteo pero para no poder configurar nuevamente tu cerebro me parece tremebundo, por eso creo que hay que escribir- entre otras sanas costumbres-, y aprovechar la más mínima oportunidad para ir dejando regueros de nuestro yo, vestigios de nuestra vida, huellas de nuestra biografía, por si se esfuman nuestros recuerdos que al menos, nuestros hijos o allegados puedan descubrir lo que tal vez no podamos contar de viva voz.

 Y eso es lo que hago, porque a ratitos –  aun cada vez más espaciados-,  escribo a mis hijos y voy reflejando retazos de mi vida, retazos que no quiero que se borren y que algún día conformarán el legado que les quiero dejar.

 La imagen que encabeza este post es la de una película que sin duda es precisamente una de las que nunca quisiera olvidar: The Notebook : ” El Diario de Noa ” en España. Película que narra una historia de amor intenso que se mantiene hasta el fin, aun cuando ella con el paso de los años, termine sufriendo ese “mal”, pero en momentos lúcidos cuando reconoce  a su pareja, es tal el sentimiento que ambos mantienen y conservan, que traspasa la pantalla y esa fuerza alcanza al espectador hasta conseguir emocionarlo.

  Mi añorado Padre quiso que fuese notario  -ya lo resalto en mi perfil de Twitter- . Cuando terminé mi carrera de Derecho y siendo él Oficial de Notaría no concebía que su hija se planteara otro tipo de oposiciones, pero así lo decidí, incluso en principio, lo achacó a mi consabida rebeldía. Pronto demostré que esa determinación estaba fundada en una férrea convicción y vocación y a partir de ese momento, conté con su apoyo incondicional hasta el fin de sus días.

 Él también acabó olvidando muchos datos de su semblanza por insuficiente riego cerebral, no tuvo ese mismo diagnóstico pero en cualquier caso, se esfumaron muchos episodios.

  Es curioso cómo el ser humano cuando envejece, vuelve a tener comportamientos infantiles y si además, tienen esa carencia todavía se acentúan más rasgos que les convierten en “niños desvalidos”.

  Su mirada ya era ausente, no era capaz de mantener una conversación coherente ni de principio a fin, se le enquistaban muchas palabras. Y así, poco a poco, se fue apagando como una vela.

  Pude estar a su lado en sus últimos días y lo disfruté minuto a minuto. Pude besarle, acariciarle…Si hablaba de su gran afición: la pesca, yo le seguía, si hablaba del mar, nuestro mar mediterráneo que tanto le gustaba, yo le seguía, si sacaba a relucir algún dato de su etapa en la notaría, yo le seguía y así fue hasta que enmudeció, mezclando temas de modo desordenado, pero todo aquello deslavazado o inconexo, lo pude organizar a mi manera para intentar que él exprimiese sus últimos instantes.

  Antes de dejar de hablar ya irreversiblemente, le pude preguntar: “Papá: ¿me querrás siempre?”, y con una lucidez y claridad que hacía mucho que no tenía, de un modo inexplicable, abrió sus ojos y mirándome fijamente pudo responder: “por supuesto”.

 Esa expresión serena y diáfana fue lo último que me dijo y algo que siempre me acompaña.

  Por eso, porque no deseo olvidar nunca un episodio casi tan intenso como el que vive la pareja protagonista de la película mencionada y por si algún día se esfumase: Aquí queda reflejado para la posteridad, porque como dijo nuestro gran poeta D. Antonio Machado: “De toda memoria, sólo vale el don preclaro de evocar los sueños”,  y yo no quiero solo evocarlos, también quiero invocarlos pero si no pudiera ser de viva voz, al menos, que quede constancia por escrito.

 

 ” Y cuando llegue el día del último viaje

y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,

me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,

casi desnudo, como los hijos de la mar “.

 

 @angels_blaus

 

 

“En señal de mi amor, recibe esta alianza y…Todas mis contraseñas”.

juego-pareja-de-novios

  Es fácil convertir este post en el prototipo de post jurídico, pero no es mi intención, primero, porque mi estilo va por otros derroteros (o eso quiero) y segundo, porque en cualquier caso, quisiera que todo el mundo que me leyese pasase un buen rato y ello difícilmente puede suceder si no se me entiende, porque no está de más recordar que en ocasiones, es complicado traducir la jerga jurídica (y también aburrido ¿por qué no admitirlo?) .

 Solo un matiz en esa línea: desde el 1 de julio con la entrada en vigor del nuevo Código Penal, por fin el legislador se ha explayado y en el sentido que quiero exponer, digamos que no ha dejado “puntada sin hilo”, de lo cual me congratulo cuando de este tema concreto voy a tratar. La Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo por la que se modifica nuestro Código Penal, en el apartado XIII de su “Preámbulo” explica por qué se modifican los delitos relativos a la intromisión en la intimidad de los ciudadanos.

   Y oiga ¿qué es el preámbulo de una ley? -no me fustiguen ¿eh?-  Conviene hurgar en lo que se viene conociendo como “mens legislatoris” -perdón por el “latinajo”-, la “cabezita” del legislador. Es decir, conviene saber por qué el legislador ha creado cierta norma teniendo tanto aquél como la exposición de motivos, un valor jurídico interpretativo.

  Pues bien, se han modificado ese tipo de delitos esencialmente para solucionar los problemas de falta de tipicidad de algunas conductas y como respuesta a la delincuencia informática que de algún modo, no tenía un encaje adaptado a nuestra era tecnológica.

 No voy a hacer un listado exhaustivo de la tipología ni tampoco voy a hablar de subtipos agravados, atenuados, blablablá, porque definitivamente no me vuelven a leer, únicamente dos apuntes:

 En primer lugar:  Se castiga a quien para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, se apodera de sus cartas, papeles, mensajes de correo electrónico u otros documentos de naturaleza personal (y también su interceptación)  o a quien utilice artificios técnicos de escucha, transmisión , grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación y a quien los difunde , descubre o cede a terceros e igualmente a quien sabiendo su ilícito origen y sin haber participado en su descubrimiento, propaga esos elementos tan personales.

 Y en segundo lugar:  Ambas conductas exigen la falta de consentimiento de la víctima.

 Hasta aquí espero no haber aburrido, ahora viene el meollo.

no se vayan todavía

¿Qué sucede si la víctima consiente?– y vuelvo al título del post-, pues que si consiento –en el caso que quiero tratar– que mi pareja, mi chico o chica, se deleite con ciertas imágenes o grabaciones pero después se divulgan, revelan o se ceden a terceros contra mi voluntad, mi chico o chica (o mi ex), está cometiendo un delito (todos o muchos estamos pensando qué supuesto puntual inspiró la cabezita del legislador).

Y esto es o puede ser harto habitual. Se obra con afán de venganza o por hacer daño cuando por ejemplo, surge una ruptura no aceptada por quien tan divinamente se lo pasó recreándose con esas imágenes y/o grabaciones o por el mero morbo que a muchos les/nos encanta, bien entendido que ello debe suponer una lesión grave de la intimidad de quien prestó esas imágenes a su chico o chica (nuevo apartado 7 del artículo 197 Código Penal).

Por tanto, los supuestos que ahora se castigan (a mi juicio muy acertadamente), son también esos en los que las imágenes o grabaciones de otra persona en un ambiente íntimo y personal –yo me he centrado en la pareja-, se obtuvieron con su consentimiento, para después divulgarlos contra su voluntad, lesionando gravemente su intimidad.

Y a todo esto: ¿Qué es lo que lleva a que una persona no solo ceda esas imágenes (venga, llamaremos picaronas) a su partenaire, sino que incluso le entregue sus contraseñas? Crees-que-TU-NOVIA-ES-CELOSA-estas-21-chicas-LE-PARTEN-SU-MADRE-05   Pues supongo que es ese estado de obnubilación o trastorno mental transitorio que surge por más que lo queramos evitar, y que impide pensar en el más allá, en algo distinto que no sea el aquí y ahora, pero no está de más incidir o hacer hincapié, en que lo ideal sería utilizar cabeza y corazón.

No me dedico al “coaching” ahora que está tan en boga, pero algo de experiencia debo tener en ese sentido y desde luego, en lo que de mí dependa y a quien me quiera escuchar y leer, repetiré que hay que intentar utilizar siempre el sentido común y que en ese mundo a veces tan misterioso e inexpugnable como es el “mundo de dos”,  a mi modo de ver,  siempre tiene que haber círculos concéntricos.

círculo concéntrico

 Se compartirá un mismo centro, pero no puede perderse el oxígeno y hay espacios que no se comparten oiga ¡así de claro!, sin que ello suponga desconfianza. A veces es cuestión incluso de dignidad y no comulgo con esa mentalidad  de: “Si no me dices todo, si no me entregas todo, si no sé todo, es que no me quieres o no tienes la suficiente confianza”. Eso no es amor, es obsesión y a la postre, un exacerbado control y ya no quiero avanzar hacia otras ciénagas.

 Sé que mi opinión es o puede ser controvertida y muchos no la compartirán y defenderán que en una pareja no debe haber secretos y todo todito se debe compartir, y todo todito debe saber el uno del otro, muy bien, es un debate abierto, pero seguiré pensando exactamente igual :  

 Entrega la alianza pero preserva tus contraseñas.

 

Oxígeno-Amor

          

                                                            @angels_blaus

La princesa Ekaterina.

http://www.elmundo.es/espana/2015/08/10/55c7aa4cca47416b298b457d.html
…”recibían órdenes de “realizar servicios sin preservativos”, como se escucha en las conversaciones grabadas durante la investigación. El control de sus horarios era total y se ejercía por vía tecnológica. Según las investigaciones, en los clubes de alterne los explotadores controlaban a las mujeres mediante un software de lectura de huella digital. En cada habitación había un lector que ofrecía información puntual y detallada del tiempo que permanecían las mujeres en ella junto a los clientes…”

MOLINOS DE VIENTO DE LEVANTE.

moscu1  Tenía los ojos de color azul cristalino. Su mirada delataba transparencia y mucha inocencia. Su piel blanca, su pelo rubio , todo indicaba sus orígenes de alma eslava. 

 Vivía en  Lesnoy cerca de Moscú y tenía familia en Dudinka, Siberia ,donde en pleno invierno se podía llegar a los 40º bajo cero . Estaba acostumbrada a desplazarse porque parte de su familia vivía en aquélla zona tan gélida.

   Había sido una magnífica estudiante y por supuesto, había seguido una disciplina férrea en todos los aspectos, destacando en gimnasia rítmica, faceta en la que llegó a obtener reconocimientos por lo que acabó siendo profesora de educación física.  Recién terminada su carrera, viajó a Moscú. Le encantaba visitarla a menudo y siempre se acordaba de las palabras de León Tolstoi : “Cada ruso contemplando Moscú siente que es la ciudad-madre” y eso mismo es lo que ella sentía. Pasó allí…

Ver la entrada original 802 palabras más

¿Ida y vuelta? ¿O solo ida?

lope-de-vega-la-vida-es-corta

Es lo que aquél señor de aspecto hosco preguntó en la taquilla a Ingrid cuando se disponía a emprender un arriesgado viaje.

¿Perdón? Solo ida.

Ingrid se iba a reencontrar con un viejo conocido del que hacía mucho, no sabía. Hubiese querido que todo estuviese planificado de otro modo pero algo le decía que el viaje solo tenía una dirección. Iba a ser un punto sin retorno aunque deseaba que lo que podía emprender tuviera principio, desarrollo y fin pero su intuición, que casi nunca le fallaba, le indicaba que esa aventura solo iba a tener un principio con pocos capítulos.

Durante todo el viaje dejó volar su imaginación, como por otro lado era habitual en ella y cuando menos se dio cuenta, escuchó por megafonía que llegaban a Atocha.

Bajó presurosa y con algo de taquicardia. Había quedado con él en un punto concreto de la estación y efectivamente allí estaba a la hora exacta. Lo reconoció: Era Alejandro –Alex, siempre Alex para ella-.

Había transcurrido más de una decena de años desde su último encuentro, llevaba una gorrita. Conforme se iba acercando no tuvo dudas, tenía esa #MalditaEnfermedad o la había tenido. No hizo falta pedir explicación alguna y en cualquier caso, en ese momento solo fijó su atención en aquéllos preciosos ojos azules que eran los de siempre. Esa mirada transparente que le cautivó desde que le conoció .

Ingrid puso en práctica una vez más lo que era infalible: La naturalidad. Fue natural y todo fue fluyendo, sin más. Alex se mostró nervioso porque le invadió una gran incertidumbre: –¿Debía incidir en lo que era evidente? -, pero ella se adelantó :

-No te preocupes, lo importante es que nos hemos vuelto a encontrar. ¿Recuerdas? Dejemos atrás el pasado, no hay futuro en ello.

– Ya, pero es que yo solo tengo presente, ahora no puedo retrotraerme al pasado, no tengo tiempo, ni siquiera para rescatar recuerdos, tampoco puedo pensar en el futuro porque para mí no va a existir.

Ingrid le miró fijamente a sus ojos, esos ojos que conservaban el color de siempre, aunque no tuviese pestañas ni cejas pero ella solo miraba sus pupilas y mirándole con gesto de “sobran las palabras”, le agarró de la mano y marcharon a recorrer lo que tanto le gustaba: El Madrid de los Austrias con sus rincones, calles y plazas en las que se recreaba siempre que se desplazaba a la capital y que no se cansaba de saborear. Fueron al Mercado de San Miguel

68712732
y ¡cómo no! a la Plaza Mayor, donde disfrutaba visitando tiendas con ese aire tan vintage. Acabaron en una sombrerería y le regaló un sombrero precioso que alternaría con la gorra. También ella se compró otro y de esa guisa salieron de la tienda tan contentos.
cluedo_madrid_austrias

Así pasaron todo el día. Estaba de vacaciones, podía hacer lo que más le apetecía y era disfrutar de Alex y de su mirada de mar.

Ya bien entrada la noche, surgieron las explicaciones que ella quiso rehuir desde el principio pero una vez iniciada la conversación pensó que lo mejor era limitarse a escuchar.

Siempre fuiste una gran “escuchante”. Ya sé, es “oyente” pero te encanta lo de “escuchante”.

-Si tú lo dices…

Alex estaba apurando el tiempo, lo estaba exprimiendo, ya vivía contra reloj, su tic tac había parado y ni los médicos se explicaban cómo contra todo pronóstico seguía respirando.

A partir de ahí, la elección de Ingrid fue concluyente: Se quedaría con él todas sus vacaciones y pese a que hacía tiempo que no apostaba por nadie, tuvo clara su elección: Acompañaría a Alex en su última carrera y ambos de la mano, serían sprinters.

¡Y vaya que lo fueron! Los días parecían meses, las horas, días y los minutos, horas. Jamás había vivido de ese modo, aprovechaban hasta el último segundo. Pudieron y quisieron recordar cómo se conocieron y aunque tenían la tentación de lamentarse por su especial reencuentro sin futuro, no hablaban de ello.

Al principio era Alex quien con esa buena inyección de entusiasmo –chute lo llamaba él-, tomaba la iniciativa y planteaba qué hacer y así fue durante las dos primeras semanas. Ella se dejaba llevar hasta no pensar en nada más que en el intenso instante. Si Ingrid fue un chute para Alex ,también lo fue él para ella quien aunque optó por un arriesgado camino, ofreciendo ilusión y esperanza se sentía la más feliz de las mujeres. Recorrieron todos los rincones y parques de esa ciudad que siempre fue la segunda ciudad de Ingrid y en la cual nunca descartó instalarse como ya lo hizo antaño.

Pero tras esa etapa que de tan vivida pareció mucho más larga, las fuerzas de Alex empezaron a decaer, teniendo Ingrid muy claro que su ritmo sería el de aquél, sin más.

Confirmado que no se escribiría un segundo capítulo, Ingrid pudo plantearse y replantearse muchos aspectos de su vida :

Realmente ¿qué importa la vida si no es vivida?

¿Cuánta gente está muerta en vida?

¿Qué es vivir? ¿Solo acumular fechas en el calendario o vivir es disfrutar cada momento como si no existiese nada más que ese momento?

Ya casi finalizadas las vacaciones, Alex cruzó la anunciada travesía y ella estuvo a su lado porque así lo quiso.

Aquélla lección fue la lección más sustancial de toda la trayectoria de Ingrid.

Nada importa, nada, si la persona se deja arrastrar por una inercia insulsa día tras día, noche tras noche que a la postre no da ningún fruto. Cada cual toma una dirección pero tendría que ser fructífera, solo tendría. Es una acción hipotética pero deseable y no depende de cosas materiales, solo de la creatividad y sus múltiples enfoques, de la vocación de servicio y de tantas otras.

Esencial no es solo vivir viviendo sino respirando cada soplo de aire fresco, dando gracias por cada nuevo día al levantarse y por cada nueva noche al acostarse. Saborear, oler, palpar, tocar, abrazar, besar, oír escuchando y no solo oyendo, caminar por una calle y comérselo todo con la mirada … No hay suficientes sentidos para absorber la vida. Eso es vivir. Lo demás… ¿Qué importa?

La vida es un carnaval…

https://www.youtube.com/watch?v=uaZoajkutG8

Mi recuerdo a todos los enfermos de #cáncer, enfermedad tan cruel como maldita. A quienes han superado la batalla y quienes han luchado hasta el final sin poder vencerla.

#MásDineroParaInvestigación

@angels_blaus

“El vuelo del águila”.

 

aguila-en-vuelo

Las águilas nunca  vuelan a contracorriente. Se dejan llevar por la dirección del viento, cogen impulso y planean. Observarlas transmite paz. 

 Fabio nació con una discapacidad de las llamadas “invisibles”. Quienes no tienen ninguna “etiqueta” pueden elegir su modus vivendi pero este tipo de personas no siempre. Nunca pudo volar y planear como las águilas que es lo que en el fondo siempre deseó.

  De pequeño era tranquilo. Se pudiera decir que respondía al clásico patrón de niño que solo comía y dormía. Ya en la guardería, lo único que llamaba la atención era que cuando se organizaba cualquier actividad en grupo simplemente se apartaba. Como era tan calladito pasaba totalmente desapercibido y las monitoras solo se percataban de su ausencia cuando aquélla había finalizado y lo veían arrinconado y absorto en su mundo de fantasía.

 Todo transcurrió con relativa normalidad hasta que empezó su etapa de primaria. Ahí se encendieron las luces en ámbar. Se distraía con suma facilidad, a menudo se ausentaba de la realidad, era  especialmente desorganizado y presentaba un aspecto desaseado por más que su madre se empecinase en llevarlo cual figurín.

 A partir de ahí comenzaron dos peregrinajes: el de dar con un colegio en el que se sintiese comprendido y aceptado y el de la búsqueda de una explicación a su extraño o inhabitual comportamiento. Si el primero se convirtió en tarea complicada, el segundo no anduvo a la zaga. Tenía rabietas cada vez con más asiduidad, no aceptaba un no por respuesta, empezó a tener problemas con todo bicho viviente hasta que a su madre le hablaron de una afamada facultativa especializada en este tipo de comportamientos.

 Finalmente se logró que dicha terapeuta citase a Fabio quien acompañado por su madre y abuela, se desplazó a tal efecto cuando ya contaba con once años. Tras exhaustivas pruebas , la Doctora aseveró : “Es de libro, Fabio tiene unsíndrome de asperger” además de un déficit de atención. Diríase que en muchas ocasiones todo va en el mismo “pack”.

 Su madre tuvo una sensación híbrida. Por un lado, cierto descanso al haber encontrado un “por qué” a las reacciones de Fabio, por otro, un tremendo abatimiento porque hubiese querido escuchar que todo era “normal”.

Disculpe Doctora, ¿Síndrome de qué?  ¿Qué diantres es eso?

 -Mire –respondió la Doctora-, la denominación se puso en honor a Hans Asperger, pediatra austríaco. Este doctor centró sus investigaciones fundamentalmente en los desórdenes de comportamiento de niños y es un trastorno que se ubica en el espectro autista.

Cuando la madre de Fabio escuchó el término “autismo” se vino abajo pero la Doctora se esforzó por animarla:

-Señora, guste o no guste, hoy todo se etiqueta. Estos niños con lenguaje fluido e incluso pedante, tan solitarios por su dificultad para hacer amigos precisamente por su falta de habilidades sociales, a los que les cuesta mantener la mirada, tan rígidos, literales  y algunos de ellos con una inteligencia superior a la normal, tan intransigentes y con unas emociones si no planas, casi por su falta de empatía y muy poco hábiles respecto de su psicomotricidad, se sitúan en ese arco.

 Fabio y su madre regresaron a su ciudad de origen con la etiqueta bajo el brazo.

Cuando se pudo conversar con él y se le dieron explicaciones, en principio respiró – ¡Uf! al menos ya sé por qué me suceden algunas cosas, pensó-  y a partir de ahí, todo se recondujo hasta que llegó su explosión hormonal.

 Desde ese momento lo que en principio fue asumido y aceptado, se convirtió en negación y rechazo. Ya no colaboraba con terapias de ningún tipo y se complicó todo hasta un extremo insoportable.

 Se metió o le empujaron a situaciones turbulentas pero pudo salir porque finalmente puso de su parte y también, justo es mencionarlo, por la tenacidad de su madre.

Superada esa etapa de la adolescencia, que si es crítica para todo, para él lo fue mucho más, no solo empezó a mejorar su comportamiento sino que empezó a ayudar a quienes estaban recorriendo la misma travesía que él logró cruzar con muchos rasguños pero sin ninguna herida grave.

Pudo estudiar una carrera universitaria. Habituado a centrarse hasta casi la obsesión en algunos temas, lo hizo con el idioma y cultura inglesa y consiguió graduarse con éxito aunque continuó con esa dificultad para relacionarse con los demás que él siempre intentaba disimular con su temperamento tímido.

Marchó a Inglaterra donde fue contratado por una empresa de exportación e importación en calidad de traductor. No tuvo una vida familiar “tradicional”, tampoco unas relaciones sociales como la mayoría pero a su modo, transitó por esos años de forma razonablemente feliz.

A su madre siempre le planteaba las mismas cuestiones:

Mamá : ¿Quién marca la normalidad ?

¿Qué es realmente ser normal?

 ¿Ser normal implica necesariamente ser feliz y “no normal”, infeliz?

¿Hubiese sido más feliz de no habérseme etiquetado a los once años?

¿Por qué todo se etiqueta? 

 ¿Ser de una forma o tener una determinada personalidad es un trastorno?

 Nunca pudo responder a todas sus preguntas, hasta que él mismo concluyó que tampoco todo tiene que tener una respuesta.

 Hoy vive mimetizado con las costumbres británicas y añade a su trabajo, el de ayudar a quienes etiquetados o no, no pertenecen a la manada. 

 https://www.youtube.com/watch?v=n1ZlLqWbdh8

Hay quienes quieren volar en solitario, a contracorriente y sin planear pero otros no tienen alternativa.

Mi respeto por todos ellos, con especial mención a sus madres.

https://www.youtube.com/watch?v=MaMhzUE8SsY

#PlanetaAsperger

@angels_blaus

“Claro de Luna”

Una noche como esta #BlueMoon mi recuerdo…

MOLINOS DE VIENTO DE LEVANTE.

luna-y-lluvia

  Nació sin problemas, para ella fue fácil entrar en este mundo. Fue acogida con gran amor y alegría, sin un solo trauma. Con el tiempo y por aquello del yin y el yang, ese privilegio fue duramente compensado.

 Su madre se dormía escuchando “Claro de Luna”Ludwig van Beethoven-, sonata que ya disfrutaba cuando todavía estaba en el interior de su seno porque todas las noches y tras maratonianas jornadas laborales, se reclinaba en aquélla mecedora de la abuela, esa reliquia que conservaban en la casa y mientras acariciaba y masajeaba la tripita que iba creciendo, ambas se deleitaban escuchando una y otra vez la misma pieza musical.

220px-Wiktor_Elpidiforowitsch_Borissow-Mussatow_001

Parecía que sabía que había llegado ese momento de relax absoluto porque en cuanto su madre ocupaba la mecedora de la abuela, ella dejaba de retorcerse y dar pataditas y automáticamente se calmaba.

 Cuando por fin nació y asomó su…

Ver la entrada original 518 palabras más