De cómo perdió la cabeza por culpa de sus demonios.

Al hilo de la noticia de lo sucedido a un ex gran deportista y también ex de alguien perteneciente a la farándula, me pregunto qué es lo que conduce a un ser humano al abismo.abismo

Creemos que esos demonios solo habitan en determinados perfiles y no es verdad. En el caso se trata de alguien que aparentemente lo tenía todo, pero claro, ese “todo” es solo un bluff.

Cuando he leído sobre su biografía realmente he encontrado explicación. Padre ausente y toxicómano, amigos toxicómanos, madre fallecida prematuramente y matrimonios desdichados. Su carrera deportiva amenazada por esos demonios y así una retahíla  suficiente como para entender que no justificar.

Y digo que no se justifica porque:

¿ quién no tiene tropiezos?

¿ quién no se ha caído y levantado una y mil veces?

Como siempre escuchamos: lo difícil no es caerse sino levantarse y ese acto muchas veces heroico, que consiste en subir para tal vez bajar otra vez y así sucesivamente, debe sobrellevarse sin caer en excesos ni pisar el abismo, aunque a veces nos asomemos a él.montaña rusa

Es fácil decirlo y difícil hacerlo porque la clave como en todo, está en la fuerza de voluntad, esa fuerza que ni se sabe de dónde pero se debe sacar, es aquéllo que nos empuja, nos aúpa y nos relanza una y otra vez.

Eso es lo realmente complicado, lo sencillo es dejarse llevar por el desaliento y si además surgen o buscamos esos “trucos” que nos aíslan y nos hacen olvidar, es cuando el precipicio ya no se ve de lejos, simplemente se puede caer en él pero para no volver.

Y eso es lo que le ha sucedido a ese personaje que aparentemente tenía dinero, fama y amor y sexo a raudales aunque sea a golpe de tóxicos, pero realmente sufría un gran vacío emocional.

Si la vida te da una segunda oportunidad no se tendría que desperdiciar y supongo que se intentará que en esta ocasión prime el sentido común y la fuerza de voluntad para que los mismos demonios no le vuelvan a empujar ni dirigir hacia el despeñadero.

Eso es aplicable a todo aquél que haya tenido la suerte de revivir porque aunque quisiéramos tener siete vidas no somos gatos ni tampoco todos sabemos caer siempre de pie.gato cayendo

@angels_blaus

Publicado por

Àngels Blaus

Cada aprendizaje es un regalo, incluso cuando el dolor es tu maestro. Lucho a diario por mantener viva mi ilusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s